martes, mayo 20, 2008

Cosas guays

Guille hoy me ha recriminado que tengo abandonado el blog. ¡Esta enganchada! Actualicé hace 5 días, que no es tanto tiempo. El contador de visitas se me ha parado, y pone continuamente que he recibido 1 visita, me imagino que lo acabaré quitando, porque vaya mierda. El caso es que paso de ponerme otro, porque hay que empezar de cero otra vez.



Ayer empezó la semana y no muy bien. Tras el gustazo de San Isidro y sus costumbres para con los funcionarios de Madrid, he vuelto a entrar a las 8 de la mañana... es decir, me levanto a las 6.30. Lo segundo de mal rollo es que se nos está acabando el trabajo, y lo que iba a ser un contrato de 3 meses no va a llegar a los dos y medio. No es mucha diferencia, y con lo que me pagan (unos 55 euros más del salario mínimo) tampoco lo iba a notar demasiado, pero ya contaba con esa pequeña cantidad de dinero. Estoy haciendo un infojobbing salvaje, apuntándome a ofertas nada que ver. Este viernes tengo una para telemarketing, vamos, teleoperador. Qué pereza, mon dieu.

Yo soy muy defrensor de los servicios públicos, y creo que son el baremo para medir el desarrollo de un país (entre otros) El problema es cuando se confunde cantidad con calidad. En Madrid los servicios públicos van desapareciendo poco a poco, notándose sobre todo en la educación y en la sanidad. Lo de la educación es especialmente indignante, conozco un caso de primera mano en el que una niña ha sido rechazada en el colegio que tiene al otro lado de la calle por razones un poco peregrinas. A mí esto no me afecta demasiado, pero me jode. Lo que sí que me afecta es el transporte. Es básico que una gran ciudad tenga un sistema de transporte público que funcione y que se adapte a las necesidades de los usuarios, que en Madrid son muchísimos. Pues bien, la línea 10 por las mañanas es el infierno. De hecho, he cambiado mi ruta para estar lo mínimo posible en esa línea. Ayer nos quedamos parados 15 minutos en la estación de Santiago Bernabéu con las puertas cerradas, mientras veíamos cómo el andén se iba llenando de pasajeros deseosos de coger su metro y volver a casa. Eran las 3 de la tarde, la peor hora. Pues tras 15 minutos abren las puertas, se mete todo el mundo que se había acumulado y tras 5 minutos apretadísimos nos evacúan del metro "porque las puertas se han estropeado" Total, que me tuve que ir andando a nuevos ministerios y llegué a casa media hora más tarde de lo habitual, comí a las 16.30. Qué desfase de horarios. Y como esta, miles de días, siempre pasa algo.



La semana tampoco ha empezado bien para algunos amigos: uno con una infección rarísima y otro con un brazo roto. Toma ya. Desde aquí os digo que ánimo, que tengáis paciencia y que las malas rachas pasan.

Vaya mayo de mierda el de este 2008. Ha hecho sol 4 días mal contados. Todo el rato lloviendo o amenazando llover. Qué coñazo, de verdad. La lluvia para el otoño y para marzo y abril, pero en mayo ya es tiempo de camiseta y de pantalones cortos. Las piscinas abrirán en un par de semanas, pero nadie irá porque estará diluviando. Yo estoy sensible con el tema clima, porquela semana que viene vamos a Barcelonn y no quiero que haga mal tiempo, quiero solazo y llegar el lunes al trabajo morenísimo y decir que he estado súper enfermo estos días y que todos sospechen.

Quiero comentar una cosa: los discos de Ladytron y de Scarlett Johansonn me parecen un rollo. Los góticos-synth ya no saben hacer estribillos chulos, y la starlette indie canta por debajo de un muro de instrumentos que tapan su vocecilla. Además, qué portada más fea, parece que se ha quedado privada, y el rollo OFELIA no me parece ni original ni nada. Y las fotos promocionales... Como diría un chicano: "parese retardada".



Bueno, Joan me ha estado hablando un montón de South park y me he vuelto loco. Llevo desde el viernes sin parar de ver capítulos. Cómo puede ser que tras 11 temporadas siga no igual, sino mejor que las primeras, hablando sin tapujos de todos los problemas y extremismos de su país sin ofrecer ningún tipo de moralina. Más que una crítica, parece una "parodia objetiva" de sus Estados Unidos.

Bueno, voy a seguir con infojobs, que esta entrada me está quedando fatal, aburrida, sin ritmo y poco interesante. Para acabar recordaré lo que me ha escrito Guille hoy en un mail: que ella piensa que voyh a acabar haciendo cosas GUAYS. Nos ha encantado a los dos la incosistencia y lo poco concreto de la palabra GUAY, pero a mí me ha dado todo el buen rollo.


Byez!

2 comentarios:

Gelsomina dijo...

Soy tu sempiterna visita nº 1...
¿Viste ayer lo de los mileuristas?
Yo creo que las cosas van por rachas, así que por cojones tiene que venir una buena, pero YA.

arriscado dijo...

South Park es tremendo. Yo nunca he sido muy seguidor y siempre he visto capítulos sueltos de temporadas sueltas. El capítulo de TOWELIE es de lo mejor que ha visto. Ah! ya he visto el de J.Lo! que locura con el taco y el burrito.