lunes, julio 14, 2008

¡Es como los 80 pero AHORA!

La semana pasada estuvo marcada por la muerte de Sergio Algora, figura imprescindible del indie de los 90. A mí La Costa Brava me gustaban más al principio, y no creo que sean tan importantes como lo fue El Niño Gusano. Ana hoy ha dicho por mail que le encantó mi recopilatorio y que ha tenido una regresión a la adolescencia. De eso se trataba, me alegro. Son las canciones que más me gustaban y que más me gustan de ese grupo. Ahora, como cada mes, preparo el recopilatorio para el mes siguiente, y caerá alguna de la primera época de La Costa Brava. Me ha parecido estremecedor ver la misma imagen en los F/F del fotolog...



El jueves nos dimos cuenta de que el fin de semana nos separábamos irremediablemente. Unos se iban a Zaragoza, otra a Valladolid, otra a Malpica, otro a Ponferrada... los que nos quedábamos no tuvimos ganas o fuerzas para crear planes conjuntos sólidos así que aproveché para hacer lo que siempre hago cuando los planes son vagos: quedarme en Majadahonda con mis amigos de toda la vida. Jaime organizaba una cena y unas copas en su casa. Su semana no ha sido la mejor del mundo, y allí que fuimos todos a darle ánimos y a pasarlo súper bien. Estuvimos hablando de lo que nos vamos a poner para la boda de Ana, el acontecimiento del año. Es el día 2 de agosto, y tengo unas ganas de que llegue... luego querré que no se acabe. Es la primera del grupo que se casa y va a ser tan divertido. Es una macroboda, comida y cena, y va a ser bastante peculiar. Paula estaba recién aterrizada de Dublín y nos estuvo contando un poco. Ha estado un mes y pico haciendo un curso de inglés y le ha encantado. Se me pusieron los dientes largos, y como mi futuro es muy punk style, de repente me entraron ganacas de dejarlo todo en septiembre y pirarme con ella, que va a volver. Estuve en Dublín hace 10 años de vacaciones visitando a mi hermana. Fue mi primer viaje en avión y también el primero al extranjero (bueno, había estado en Portugal, pero eso es como no ir al extranjero, que está más cerca que Cádiz) Lo recuerdo como un viaje muy especial y no he vuelto. Me imagino que estará cmabiadísimo. No la ciudad, sino la vida en ella. En fin, que tampoco puedo asegurar nada, porque el miércoles voy a ir a la universidad a echar al preinscripción para matricularme en algo, todavía no sé si Periodismo o Publicidad. Tengo que mirar un poco las asignaturas por encima y decidir. Como la matrícula es en septiembre, tengo todo el verano para organizarme y pensar qué hago. Son solo dos años, así que... Me pierdo. El viernes también hablamos de civismo, de lo fácil que sería todo y lo bien que funcionarían las cosas si la gente fuera amable y/o respetuosa. Mogollón de problemas se solucionarían solos, por arte de magia.



Sara y Marina llegaron con hielos en el momento justo. La primera había teñido de rubia a la segunda, y le quedaba genial. Después de muchas risas y de varias copas nos arrastramos a un bar de El Zoco de Majadahonda, mítico centro comercial del pueblo. Allí me encontré a Diego, que ha estado unos meses de eramsus en Copenhage. En los noventa teníamos un grupo (con Cama y con Panzas) que se llamaba Mad Mood, nombre sacado de una canción de Sonic Youth ((She's in a) Bad Mood). Yo cantaba, ahí donde me veis. Nada que ver. El grupo duró unos 5 años y empezó siendo poprock de lo más soso y acabó siendo punk de lo más marchoso. Nos hicimos cierto nombre en el pueblo e incluso hubo gente que lamento la separación. Alguno que me encuentro de vez en cuando me recuerda momentos de entonces y me dice que deberíamos volver. ¿Volver a hacer lo mismo que cuando tenái 15 años? Buff, creo que paso. Además cada uno está ahora en ondas completamente diferentes (ya lo estábamos cuadno teníamos el grupo). Diego me estuvo diciendo que ahora solo escucha postcore, o hardcore no sé qué, algo con la partícula CORE en su descripción. Y que casi todos los grupos que hacían eso eran de Canadá. Mad Mood también fue el nick que utilicé para mi perfil de loquesea (elquesigui en Cataluña), el portal de internet que se inventó Gemma Subterfuge y que era el fotolog antes de que nadie supiera lo que era una red social o subir una foto o dejar un comentario. Anda que no enredábamos en loquesea. Todavía guardo un vaso de plástico de merchandising del portal.



El viernes llegué tardísimo a casa y el sábado lo pagué (y caro). Estuve durmiendo intermitentemente hasta las 8, y cuando me quise dar cuenta ya no llegaba a ver The Wall con Guille y Adrián. Marta me llamó para salir a tomar algo después de cenar (yo en casa, ella en el Rigatoni, un italiano muy guay de aquí del pueblo) A eso de las once me duché, me puse mis mejores galas, llamé a Marta para saber dónde estaban y la respuesta fue que estaba entrando en casa porque la resaca no le dejaba vivir y se iba al sobre. Me vi un par de pelis (C.R.A.Z.Y. y Fast Food Nation) y me sobé como un bebé.

Se supone que íbamos a ver Dr. Zhivago en la filmo el domingo, y cuando estaba en el Pull & Bear de Carretas comprando unas zapatillas a precio de risa, me llamó Adrián para decirme que estaba en casa de Nicole viendo un documental y que pasaba de Julie Christie. Me fui paseanod tranquilamente hasta casa de Nicole y pude ver el final del documental. Eran los 80 en Chile, sobre la dictadura de Pinochet, y salían pijos y ricos diciendo que los comunistas eran pobres, que estaban pasados de moda y que vestían fatal y que ojalá la dictadura durara para siempre. ¿Qué pensarán de Bachelet, la presidenta más moderna de Latinoamérica? Esa política que cuando juró su cargo como ministra de Defensa de Chile se presentó como mujer, divorciada, de izquierdas y agnóstica... me encanta. El otro día en El País Semanal le hicieron una entrevista y me cayó genial. Fue represaliada y su padre desapareció, y a pesar de ello como presidenta de su país ahora ha sabido perdonar y dedicarse a TODO el pueblo con cuerpo y alma. Chile es un país particular dentro de Sudamérica, siempre bajo el control casi directo de EEUU y muy ajeno a las tendencias políticas de su alrededor. Tengo muchas ganas de concoerlo. La Prohibida es famosa allí. Adrián, Nicole, Rudi y yo estuvimos hablando de teatro alrededor de un vino blanco y unas naranjas confitadas. Nicole nos contó que el teatro español se ve de dos formas diferentes en Chile: por una parte, hacer teatro en España da caché, pero por otra en las escuelas no aconsejan especialmente España como lugar interesante para estudiar arte dramático o artes escénicas. El teatro en España es bastante cutre, y hay muy poca experimentación. Yo tampoco puedo opinar mucho porque voy poco. Ver a actores en directo me produce una especie de vergÜenza ajena que no puedo evitar, esa forma de actuar me da mal rollo. Prefiero el cine o un libro para que me cuenten algo. Adrián opinaba que si la propuesta era no realista el teatro podía estar bien (salvo excepciones). En fin, que charlamos de esto y de aquello y me volví a casa que tenía un sueño que me moría y me tenía que levantar pronto para trabajar.



El disco de la primera dama de La France me tiene enganchado desde la primera escucha... esa voz ahogada siempre me ha llamado bastante. Su colaboración-extravaganzza con Lou Reed está entre lo mejor del año pasado. La colaboración consistía en ella cantando Those Dancing Days y al final de la canción Lou Reed recitaba el poema. Del disco nuevo, que se llama Comme si de rien n'etait (al parecer significa Como si nada), recomiendo especialmente una canción con unos arreglos de flauta que rozan lo hortera, Ta tienne. No sé qué significa Ta Tienne, di un año de francés en el instituto y aprendí fenetre, adieu, monsieur, los clichés típicos de toda lengua y las palabras que se parecían a la correspodiente española.

Hoy mi hermana nos ha mandado más fotos de Luna, mi sobrina angloespañola. Es más rica... ¡que me la como! En agosto la conoceré y la abrazaré. Es mi primera sobri, estoy muy emocionado y me encanta ver su evolución.



Por a noche hemos cenado con Miguel, que ha venido de Barcelona para el Summercase y se queda hasta la boda de Ana. El Summercase, qué ganas. Y qué poco me gusta el cartel. Y cuántos grupos que me gustan coinciden uno con otros. Por lo menos veré a Sele, a Cris, a Marina y a Miguel, gente que no veo muy a menudo y que es en ocasiones como estas cuando nos acordamos de lo mucho que nos queremos (bueno, con Miguel esto no es necesario, y además lo veo bastante a menudo a pesar de la distancia). Hemos vuelto a hablar de la boda de Ana con la propia Ana. Van a repartir alpargatas entre los invitados, no digo más...

Este es el retrato que le envíe a La Prohibida para el fotolog, para lo de "Dibuja a La Prohibida". Nunca lo puso, así que lo pongo yo.

1 comentario:

arriscado dijo...

qué cucada tu sobri. me pica la curiosidad por ese documental de Chile en los 80. Ponferrada se está poniendo muy LATIN. Hay como una comunidad de dominicanos, que pisan bastante fuerte.