miércoles, febrero 13, 2008

It's the war!

Adrián y Rudi tenían una compañera de piso canadiense que estaba pasando una temporada en Madrid y creía que esto era como Beirut. No salía sola más tarde delas 8 de la noche, temía que le atracaran todo el rato, y pensaba que Madrid tenía el índice de criminalidad más o menos al mismo nivel que Rio de Janeiro. Un día, probablemente durante unas fiestas populares, comenzaron los tradicionales fuegos artificiales. Ella, en casa, escuchó los petardazos y gritó: What's that!?? Y Rudi, muy serio, le contestó: It's the war! Y ella se puso como una moto. ¡Se lo creyó! Qué pringada, ¿no?



Lo que sí que es la guerra desde hace algunos años es la configuración de los festivales de verano. Al Primavera Sound no voy a contarlo porque siempre cogen a grupos que no conoce nadie o a viejas glorias. Este año la guerra se agudiza con la llegada de un nuevo festival en Barcelona, el Daydream, con Radiohead como único confirmado. A eso hay que añadirle la circunstancia más problemática: el Summercase y el FIB coinciden este año. Los principalers perdoedores son los festivales pequeños, poruqe el caché de los grupos se dispara en verano, ya que los festivales grandes tienen pasta para contratar en exclusiva y para robar grupos a otros. De esto se quejaba hace un par de ediciones la organización de Sonorama. Hablaron de cifra, incluso. Pusieron el ejemplo de Placebo, que en verano (y en España) subía su caché a más de el doble del habitual. De todas formas, Sonorama sabe cómo engatusar a los grupos, a mí me llegó el rumor de que los Yeah Yeah Yeahs habían cobrado 8.000 euros por tocar en 2006, un caché ridículo para un grupo internacional bastante conocido y con disco nuevo por aquel entonces. Este año parecía que quién consiguiera a Radiohead tendría la mitad hecha, pero por el momento sólo tiene la fecha antes citada.

Summercase ha confirmado a CSS, M.I.A., The Breedes, the Stranglers y Maximo Park, 5 grupazos como 5 pinos que podrían robarle algún cliente al FIB, que por ahora ha confirmado a bastante más grupos (el festival también dura el doble): My Bloody Valentine, que vuelven tras miles de años, American Music Club, The New Pornographers, Siouxie, Vive la Fete, Babyshambles (por tercer año consecutivo...), José Gonzalez (reclamo para brit teens), etc...

Yo todavía no sé con cual quedarme, ni siquiera sé si voy a poder ir, pero mi plan es maligno: comprarme YA la entrada para el FIB, que se agota siempre muy pronto, y si al final voy a Summercase, la vendo por un poco más y hago negocio además de ir a ver a uno de mis grupos fetiche de toda la vida: Las Breeders. Aunque he de reconocer que a mí me pueden ganar por lo grupos pequeños y por los hypes. Verbigracia: Vampire Weekend es el puoto grupo del año (por ahora) y quién se lo lleve, sea Summercase, FIB o Daydream, para mí va a ganar muchos puntos. Tres cuartos de lo mismo con Los Campesinos! El concierto que más me gustó el año pasado en el FIB fue The Pipettes...



La verdad es que al FIB me unen lazos sentimentales, de 1999 a 2007 sólo me he perdido el de 2004 y el de 2005. En cambio, el Summercase me parece más cutre, a pesar de que está al lado de mi casa. El recinto es horrible, hay muchísimo polvo y los escenarios principales se solapan. Y programan mal: veáse el concierto de PJ Harvey el año pasado, de día y en una carpa en la que no cabía nadie.

En fin, los festivales, que para mí son una parte muy importante de mi verano.

3 comentarios:

100% dijo...

Yo por ahora le tengo mas ganas al FIB, los grupos del Summer me dan bastante igual, excepto The Breeders y Stranglers.

Te has dejado al mejor grupo que ha confirmado el FIB...The National.

Dani dijo...

me encantan estás conversaciones sobre festivales y grupos como si de fichajes de fútbol se tratase.
jeje

los que estamos más que confirmados para el 14 de marzo ya sabes quienes somos.
:D

ah, y piensa en el summercase en verano.
pero no en madrid si no en BARCELONA, con la playa de Mongat para dormir la mona durante el día y el festival en ese estupendo recinto por la noche.

Grillo dijo...

La verdad es que a Dani no le falta razón. Sólo recordar el año pasado con ese globo esperando el bus y luego el calorazo de Madrid, el polvo, el sudor, las carpas enanas y repletas de plásticos, el cutre sonido, en fin... Benicássim ya me queda tan lejos que aunque me sigo acordando de lo malo y juré que nunca volvería, me puede cautivar. No sé. ¿Viejos tiempos tal vez? ¿Te acuerdas del mito de "Garganta Profunda"?? Yo recuerdo los riachuelos de pis, los corazones rosas y a más de un roto pinchando techno bastante bruto ante la mirada perdida de la gente. No sé. Barcelona y el mar. No nos engañemos que el mar no lo vimos ni en pintura la última vez en el Primavera. Lo que sí vimos fueron los competitivos precios en más de una cosa, incluyendo los sandwiches de paté la Piara y las ventajas de un recinto con poca gente y papel higiénico doble capa en las cabinas .