domingo, agosto 30, 2009

Bye Bye, Summertime!



En Londres me pillé un libro que Alber me había recomendado: Dear Diary de Leslie Arfin. Leslie es una columnista de Vice que un buen día decidió coger su diario, que llevaba escribiendo desde los 12 años, y actualizarlo, comentando algunas entradas, entrevistando a la gente que aparece en él y dando su opinión sobre la adolescencia, la vida, los suburbios y, sobre todo, las adicciones, ya que fue adicta a la heroína durante algunos años y lo cuenta todo, desde que se volvió loca con la drogaína hasta que se desintoxicó en la Betty Ford. El libro tiene momentos divertidos y es entretenidillo, pero hay algo que no sé qué es que me huele un poco mal, como a que se ha inventado (o maquillado o arreglado) algunas cosas. No sé, cuando lo empecé me estaba pareciendo muy bien, pero al final me ha dejado un poco decepcionado. Aun así, es un libro curioso. Se puede comprar por internet, a través de Vice o en cualquier American Apparel del mundo.



El martes fuimos al preestreno de "Mapa de los sonidos de Tokio" de Isabel Coixet. Famoseo a go-go, ovaciones desmesuradas y demasiado fasto para una peli que, de las que he visto de ella, es la peor con muchísima diferencia. Y quiero que conste que no soy nada detractor de Coixet, sus películas me gustan. Pero en esta todo es errático, desde el guión hasta la interpretación de Rinko Kikuchi y Sergi López, que desde luego está en su vez que peor: aunque se nota que no sabe inglés, el problema no es ese, porque en la peli que hizo con Stephen Frears también actuaba en inglés y estaba bien. Otro gran fallo, que para mi gusto destroza la peli aún más, es la figura del narrador, que no viene nada a cuento y que parece que está ahí solo para que el título de la peli tenga sentido. Dos horas larguísimas en las que en varias ocasiones aparté la vista de la pantalla porque el techo del cine me parecía más interesante. Además, las referencias u homenajes o influencias o como quieras llamarlo a veces son demasiado obvias para quien haya visto más de 4 pelis en su vida. Vaya, que me ha sorprendido que me haya gustado tan poco, porque siempre voy bien dispuesto a ver las pelis de esta mujer. Hasta para ponernos en situación, antes cenamos en un japo que hay por Callao que se llama Oishii. Después, indignados, nos tomamos una copa en el Larios Café y yo me fui a casa, que lo de trasnochar entresemana me viene fatal.

El miércoles tenía quedada con los del máster, con otros distintos a los de la semana pasada. Estuvimos toda la tarde metidos en un Starbucks contándonos nuestros veranos, algunos mucho más interesantes que otros. El mío, claro está, pertenecía al grupo de los veranos poco interesantes. Charlamos sobre todo de trabajo y del máster, y salí bastante tranquilo con el tema tesis, que lo llevo fatal (porque decir que lo llevo ya es mucho) Mañana lunes sin falta me pongo, que ya está bien.



El viernes pinchamos en el Labo. En principio íbamos a picnhar en la cueva, como siempre, pero resulta que el equipo estaba jodido y nos quedamos arriba, que yo casi lo prefiero, poruqe todo el mundo está en el mismo sitio y puedes ver más o menos cuánta gente está. Lo más fuerte de la noche, y que si existiera Cotilleo indie o de bajura habría enviado como gran cotilleo, es que cuando llegamos estaba en el local un hijo de Nati Abascal. ¡WTF! Nos meábamos de risa con el tema, es uno de los mayores nada que ver de la historia. Salimos muy contentos de la pinchada, vino mucha gente para ser agosto, y vimos a muchos amigos reunidos disfrutando. Al salir estábamos eufóricos y queríamos salir, pero era tardísimo y no queríamos pagar para estar una hora en cualquier discoteca que nos acogiera, así que los 4 supervivientes nos fuimos a un sitio secretito que no desvelaremos jamás. Llegué a casa tardísimo, tan tarde que ya era sábado, de día. Hacía muchísimo tiempo que no salía toda la noche por ahí. El bajón llegó a casa, cuando abrí la puerta y mi perro estaba mirándome con cara de pena y de estar meándose mogollón y tuve que sacar fuerzas de flaqueza para sacarlo. Todo por un perro que no es mío, pobrete.



El resto del fin de semana lo he pasado recuperándome del viernes, que ya no estoy para esos trotes. Ah, esos tiempos en los que salir 3 o 4 días a la semana era la tónica habitual, ahora salgo uno y me tienen que coger con pinzas. La pena ha sido no ver más a Pat, que ha estado de vacaciones esta semana, pero bueno, en un par de semanas, si nada se tuerce, estaré en Barcelona, celebrando cumples y viendo a los de allí, que cada vez son más. Qué fiebre le ha dado a la gente por irse a Barcelona, ¡esto parece los 90, cuando todomundo flipaba con la ciudad condal!

Ya está colgado en la página de la ECAM Dácil, un corto maravilloso en el que, además, tengo un frase pedante. Qué bien nos lo pasamos en el rodaje y qué ganas tengo de que triunfe, que lo va a hacer. Ya verás.



Y qué ganas de que llgue ya septiembre y empiece a volver la gente y en Madrid todo sea como antes, bullicioso y buena onda, lleno de gente gritando y con jaleo, que agosto ha sido mortal. De este verano me quedo con la experiencia profesional que estoy cogiendo, con el viaje fugaz a Londres, con las cosas buenas que les han pasado a mis amigos, con la salsa de mostaza a la antigua de Calvé... con muchas cosas, la verdad es que ha sido un verano chulo, y el primero sin festivales en muchos muchos años (creo que desde el 97, ahí es nada)

Nueva red social, y van tropecientas. A La Fonoteca, que ha añadido el mundo 2.0, se une ahora UTOI, una suerte de Twitter mejorado que se han sacado de la manga los de soitu, uno de los mejores periódicos online de aquí. Las diferencias con Twitter son los caracteres (280 en vez de 140) y la posibilidad de añadir vídeos y fotografías a los posts. A través de UTOI me acabo de enterar, sin ir más lejos, de que el presidente de Colombia tiene gripe A.



Y ahora me voy a poner UP antes de dormir, que me la he dejado a medias esta tarde por causas de fuerza mayor. He visto la mitad y he llorado en los priemros diez minutos, me he descojonado, me he emocionado... vamos, que al final parece que sí que me precipité con la lista de las mejores pelis de la década, porque ésta, sin haberla acabado, me da que tendría que estar en el top 20. Y también tengoq ue agenciarme a alguien que quiera venir a ver Anticristo, que necesito asistencia por si me desmayo, que ya me he enterado de que hay sangre y mutilaciones y esas cosas que me afectan. Vamos, que me puede dar un "hardcandy".







----------------
Now playing: Weezer - (If You Are Wondering If I Want You To) I Want You To
via FoxyTunes

3 comentarios:

discoteca dijo...

Que entretenidilla ésta, tu entrada. Me voy a sobar que ha sido leer la palabra tesis y empezar a encontrarme fatal.

discoteca dijo...

Oye que soy Raquel, que es esto de discoteca?? estoy flipando!!

Jose Ignacio dijo...

Wagh, que por cinco minutos no me entero yo del secretito...

Yo me ofrecería a ver Anticristo, creo que tengo bastante estómago, pero lo que me falta es tiempo... Boh.