miércoles, diciembre 17, 2008

Merci te doy la gra-ci-as, Merci por ser así

Hoy he empezado las vacaciones de Navidad. Buen rollo, y probablemente, la última vez en mi vida que tenga tanto tiempo. Hasta el 12 de enero voy a estar tocándome la barba, viendo pelis, dando besos a mi súper sobri, haciendo recopilatorios, saliendo por ahí to loco y disfrutando de mi nuevo portátil, que he pedido esta misma mañana y que con un poco de suerte llegará la semana que viene, y que con menos suerte, dentro de dos. Esperemos que la crisis haya llegado a Apple y no haya muchos pedidos, así se agiliza el mío. Qué egoísta. Eso sí, el 12 de enero, hostieja contra la realidad: no solo empiezo las clases, también empiezo las prácticas. Después de cuatro meses sin hacer demasiado (12 horas de clase a la semana), empezaré a estar ocupado de lunes a viernes, además tengo que añadir que los trabajos para el máster serán más jodidos y que tengoq ue preparar mi tesis, que haré sobre American Apparel y su rollito buena onda LEGALIZE L.A. Si el día 22 me toca la lotería, me daré la gran vida. Me iré a entrevistar a los de AA al downtown el L.A. y les gritaré: LEGALIZE ME!



El martes pasado vi una cosa que rompió con el aburrimiento del día a día: Moisés, el tipo de barbas blancas larguísimas, y su mujer, una paralítica que se rumorea que no lo es, iban por la calle Fuencarral (por la calle, no por la acera) haciendo eses. El corría y ella iba enganchada a él con la mano metida en el bolsillo trasero de los pantalones raídos de su marido. Los coches y los traseúntes flipaban a partes iguales.

El miércoles... ni idea, la verdad. Ah, sí. Quedé para seguir grabando los vídeos que habíamos empezado el lunes. Muy divertido, la gente colabora si vas con un poco de amabilidad. Unos obreros hicieron el papel de su vida: de cliché de obreros. Después me fui a la FNAC y me pillé el último disco de Carla Bruni (sí, aunque en el párrafo siguiente no se atisbe, YO COMPRO MÚSICA) y la edición especial de la segunda temporada de Muchachada Nui. Ya que tenía el primero, pues haré la colección. Todavía no lo he abierto, qué perro.



Más muertes de gente guay este año: BETTIE PAGE ha muerto. Como en el caso de Yma Sumac, creía que ya estaba muerta, pero no, tenía 85 tacos y vivía en California. Buen momento para volver a ver el biopic que hicieron hace un par de años, que no es nada del otro jueves, pero siempre mola ver algo con estética pin-up.

El jueves pasé de ir a clase. Dediqué el día a descansar y por la tarde me acerqué a casa de Henar para grabar unos cds para la noche. En el Fotomatón puedes pinchar con cds grabados, no como en el Low, que llega la poli y te los quitas y tienes que tirar de cds originales, que escasean estos días. A mí me dejarían medio en bragas y tendría que pinchar Bloc Party, El Guincho, Elastica y Astrud. Santi y Alber se pasaron por casa de Henar y luego se piraron a sus respectivos compromisos. Santi me regaló un libro genial que compró en NY. Es una especie de diario en elq ue cada página tiene algo que debes hacer con el libro. Entre pegatinas, arrancar páginas, ducharte con el libro, tirarlo desde un tercero, etc. al final el libro se queda hecho un cristo. La última actividad consiste en cerrarlo con cinta aislante, ponerle un sello y enviártelo a ti mismo. GENIAL. Es rollo handwritting y parece muy ameno. A ver cuándo lo empiezo. Antes de ir al Fotomatón quedé con Guille para cenar en su casa. Me pillé un arancini y una empanada en La Vita é Bella y corrí al bar haciendo la boa constrictor. En el Fotomatón muy bien, muy divertido. Había poquita gente, al final CASI NADIE, pero hubo un momento que estaba medio lleno. El problema de los jueves. Cada vez me parece más divertido pinchar y poner lo que me dé la gana en mis bares favoritos.



Al día siguiente me levanté como una lechuga de fresco y me dediqué a la contemplación durante el día, aprovechando que habíamos pospuesto la quedada para hacer el trabajo del máster. Por la noche tenía el cumple de Mónica y quería darlo todo. Quedé con Sara y Marina para bajarnos en el bus a Madrid y llegamos tarde, como siempre. Estuvimos en el Anyway, un bar en la calle Viriato con parafernalia de fútbol (recortes, bufandas, escudos...) y con música del ochoymedio: Bloc Party, CSS, Maximo Park y William Shatner. Me encantan las reuniones con gente de Majadahonda. Estuve hablando un montón con Pilar, mi compañera de pupitre durante tres años en el instituto. Muy guay. A Mónica le regalamos una coctelera con dos copas, que Leti complementó con un libro de cócteles. Además, le regalaron unos patines. ¡Quiero unos! ¡Qué envidia! Le cantamos el Merci te doy las gracias, Merci por ser así y a vivir. Hablé con Andrea de cine y género, con Jota de bares de Majadahonda, con Leti de unos cuadros y del cierre de discotecas... temas de HOY. Acabamos la noche bastante tocados repitiendo frases de "Mujeres al borde de un ataque de nervios", que ha ganado con los años y que cada vez mola más. A pesar del rollo teléfono fijo, que ahora queda como de la prehistoria. Al llegar a casa, no sé cómo ni por qué, creé una página de fans del facebook de la película con las frases más memorables. La verdad es que ha sido un éxito: 100 fans en menos de una semana.



Cuando abrí el ojo el sábado, estaba nevando en Majadahonda. A saco. La pena es que fue durante mucho tiempo y no cuajó. Pero mientras nevó, parecía una peli navideña de los 50. Muy bonito. La garganta se rebeló y me estuvo doliendo dos días. Y la cabeza se me puso que me explotaba. Me quedé en casa y me perdí el cumple de María en la Casa de Palencia. santi me contó al día siguiente que estuvo genial. Una pena habérmelo perdido, la verdad, hace siglos que no veo ni a María ni a Isa. En fin, otra vez será. Por la noche fui un buen hijo y vi con mi madre el Barça-Madrid. Perdió el Madrid, y mi madre lo pasó fatal. Luego Noria, series, y a dormir con un té con miel.

El domingo NADA DE NADA, rollo domingo. Vi "Quantum of solace" y, en comparación con "Casino Royale", es bastante floja. Aunque es mejor que cualquier peli de acción normla y corriente. En esta no dice lo de "Me llamo Bond, James Bond" y tampoco el rollo del dry martini. La escena en la que se bebe el dry martini es tremenda, está pedo y no sabe lo que bebe, y es el camarero el que tiene que explicarlo. Pero vamos, que es flojilla...



El lunes estuve en la uni matriculándome (a buenas horas, mangas verdes) y por la tarde haciendo el trabajo que hemos presentado hoy. Al salir de casa de Angela, en Pirámides, me tiré 45 minutos en la estación de tren porque había una avería y llegué a casa a las mil con un mal humor tremendo. Encima me perdí "El Castigo", la TV movie de Daniel Calparsoro de la que todos hablan y que ha conseguido superar en audiencia a CSI y a Gran Hermano. También me perdí Gran Hermano el martes, que quedé con Santi, Adrián y Henar para cenar en el VIPS. Ultimamente no paramos de cenar en el puto VIPS, qué vicio tenemos. Salió una de las conversaciones más serias que he tenido últimamente, sobre dejar a las madres viviendo solas. Mal rollero, pero al final buen rollero, porque llegamos a la conclusión de que cuando te vas de casa, te das cuenta de cosas guays de las madres. En fin, espero que en el plazo de un año pueda estar diciendo que YA no vivo en Majadahonda.



Tengo los dos últimos capítulos de Gossip Girl y no quiero verlos, no quiero esperar hasta enero hasta que saquen los nuevos. Esta serie es genial, es mejor cada capítulo y ahora que la estrenan en AXN (eso sí, DOBLADA), causará sensación y todo el mundo flipará con Blair y Chuck, dos de los mejores malos de los últimos años. También me estoy poniendo al día con Dexter, que ha bajado la calidad en picado. La segunda temporada estuvo muy bien, era difícil de superar, y la presencia del personaje de Miguel Prado no ayuda nada. Es antipático, poco seductor y aburrido. MAL.

Y en breve pondré el mixtape con las mejores canciones del año. Y la lista de mis discos favoritos de 2008, que me ha costado un poco porque he escuchado mucha música, pero no demasiada me ha hecho mella, la verdad.


En España, lo más cerca que hemos estado nunca de esto:



Es esto:




Atención a cómo flipa el público con la voz de Lourdes... esta chica lo tiene todo para triunfar.