lunes, octubre 08, 2007

"NUEVE VIDAS"

Ayer vi "Nueve Vidas", de Rodrigo García. En su momento no fui al cine a verla porque se me pasó, y llevaba tiempo detrás de ella. "Cosas que diría con solo mirarla" me pareció una TV Movie muy digna y con unas interpretaciones maravillosas. "Nueve Vidas" son nueve historias protagonizadas por mujeres en situaciones diversas sin apenas relación entre ellas.

A diferencia de "Cosas que diría...", a "nueve Vidas" le veo todo muy forzado, desde la realización (nueve planos secuencia, uno por cada historia), que desde el principio molesta por el exceso de presencia, hasta las interpretaciones, histriónicas, de casi todas las actrices. Quizá lo segundo sea consecuencia de lo primero, intentar construir una película con un recurso tan radical y tan alejado de las premisas básicas del cine dinamita la posibilidad de ejecutar interpretaciones válidas para el medio. Que no se me malentienda. El plano-secuencia es un recurso más del cine, pero con él desparecen (o se hacen muy difíciles y forzados) otros intrumentos esenciales del cine, como el montaje, la elipsis o el primer plano. La cámara está muy presente y despista, alejándonos de lo que quiere contar. La historia de la adolescente que se divide entre su padre y su madre por toda la casa adolece de esto, por ejemplo, aún siendo de las más interesantes...

Y dejando de lado lo cinematográfico, el estudio de género que hace Rodrigo Gracía es, cuanto menos, sesgado. En un intento de mostrar los diferentes tipos de mujer acaba por minimizar los diferentes tipos de hombre. Mientras ellas son responsables, esquizofrénicas, inestables, guapas, inteligentes, entregadas, felices, vengativas, pasionales, simpáticas, valientes, sacrificadas, duras, desagradables y cautas, ellos (los pocos que aparecen) son unos machos camachos insensibles que se han dedicado toda la vida a putear a las mujeres o, en su defecto, una suerte de incapaces que no entienden a las mujeres que les rodean. En fin, creo que el hijo de García Márquez le hace un flaco favor al feminismo elevando a la mujer a los cielos y dejando al hombre supeditado inevitablemente a ellas, en vez de proponer las mismas historias a través de la igualdad, y no de la superioridad.

Nada, solo pido que la próxima película de este hombre no siga los derroteros de las dos anteriores, pues lo que en la primera era un acercamiento serio a temas como el aborto, los suburbios americanos, o las relaciones de pareja en las grandes ciudades, en la segunda se convierte en una parodia de todo eso y más camuflado bajo una propuesta formal llamativa que no aporta nada.

1 comentario:

Santi dijo...

Creo que la veré esta semana y te comento que me ha parecido.
Por cierto, estoy haciendo buen uso de las pelis que me pasaste antes de irme. ¡Gracias!